Cang Zhu: el secreto milenario de la medicina china

China es el país más poblado del mundo. Es uno de esos datos que todos conocemos y que no nos pillan por sorpresa. Pero, ¿sabías que este gigante asiático tiene una de las civilizaciones más antiguas del mundo? Se ve reflejado en sus costumbres, tradiciones y forma de ver el mundo que les rodea. De norte a sur, sus 5.500 kilómetros están plagados de aprendizajes y enseñanzas que Occidente ha ido recolectando para incorporarlos progresivamente a las rutinas de nuestros días. 

No nos equivoquemos. China es un país evolucionado que ha sabido adaptarse a las vanguardias del siglo XXI pero salvaguardando sus costumbres y tradiciones como oro en paño. Y tal vez ahí resida el encanto de un pueblo que avanza sin perder su esencia y sus conocimientos. De estos conocimientos nos hemos empapado durante décadas: desde la gastronomía hasta el protocolo. Del arte a la filosofía, pasando por la salud y el cuidado personal.

China: medicina tradicional ancestral 


Muchas son las marcas cosméticas que deciden trasladar a sus productos las enseñanzas de los diferentes países asiáticos: Corea, Japón y China, entre otros. De China hemos aprendido a valorar y conocer su medicina tradicional, que se traduce en técnicas, experiencias y tradiciones ancestrales que han ido elaborando y conservando a lo largo de su existencia como civilización milenaria. 

La medicina china, una de las más antiguas de Oriente, se construye a base de fitoterapia, dietoterapia, ejercicios físicos, meditación, acupuntura y masajes reparadores. La fitoterapia es una de las piedras angulares de esta ciencia y se basa en el estudio y utilización de un sinfín hierbas y plantas para la mejora y el tratamiento de los pacientes, y a raíz de aquí nace la innovación de Clarins: saber emplear elementos naturales con el fin de conseguir el mejor producto para el cuidado de nuestro cuerpo.

El valor de la fitoterapia es incalculable y los beneficios de las plantas y hierbas chinas se han ido trasladando hasta los productos de belleza, cosméticos y cuidado personal. Entre las más importantes se encuentra el Chang Zhu, una planta que crece en la zona septentrional y central del país y es utilizada gracias a su poder drenante. Esta planta revitaliza tu juventud: empleado desde tiempos inmemoriales por la medicina china por sus propiedades drenantes, ha demostrado su capacidad para reforzar la eficacia cosmética. Potencia los beneficios de los demás extractos de plantas para una acción antiedad intensiva en las 5 funciones vitales de la piel.

Las plantas, nuestra ciencia


La historia nos ha demostrado que muchas de las cosas que necesitamos se encuentran de manera natural en la tierra, Por ello la filosofía de Clarins a la hora de escoger entre un producto de síntesis y una planta, si la eficacia es equivalente, Clarins opta por la planta. Es una regla absoluta que los investigadores de Clarins observan en todas sus innovaciones cosméticas. 

Así es como las fórmulas Clarins contienen más de 250 ingredientes vegetales. Todos son rigurosamente seleccionados por su eficacia y asociados en su concentración óptima para revelar la belleza de cada mujer. Cada uno de los ingredientes se cultiva respetando escrupulosamente el medio ambiente para proteger la biodiversidad de nuestro planeta.


Clarins viaja desde China hasta la India pasando por todo el mundo


Clarins es una de esas compañías que ha querido incorporar en sus productos las sabidurías y beneficios de otros países y su cultura, por ello, encontramos en su catálogo productos hechos a partir de elementos naturales de los distintos continentes, sabiendo aprovechar de cada planta sus beneficios particulares para volcarlos en cada resultado. De ahí surge la campaña Clarins Beauty Trip, en la que la compañía te invita a viajar por los diversos países (Madagascar, China, Burkina Faso, India, Vietnam y Francia) y su naturaleza para conocer todos los secretos que esconden sus productos.

La segunda escala no podría ser otra que el gigante asiático: China. En él nos descubren el ya nombrado Chang Zhu, incorporado como elemento esencial en el recién estrenado Doble Sérum. Esta planta, con una altura de entre 30 y 60 centímetros, tiene una raíz amarga que se puede cocinar y degustar gracias a sus poderes tonificantes y también ingerirla cruda para ayudar a la retención de líquidos.

En cosmética han demostrado que el extracto de su raíz (rizoma), a través de la proteína G, funciona como barrera protectora de la piel. De esta forma, Clarins Laboratories la incorpora en su Doble Sérum para potenciar sus beneficios gracias a los demás extractos de plantas que incorpora. ¿Cómo resultado? Acción antiedad intensiva para la piel. 

Otra escala importante es la India, ¡lugar reconocido por tener uno de los porcentajes más altos en especias! Aquí Clarins se acerca a la cúrcuma, conocida por su característico polvo dorado. La medicina tradicional india y china la recomiendan para solucionar problemas digestivos e inflamatorios, y los estudios realizados durante las últimas décadas han revelado que contiene potentes antioxidantes. Clarins se inspira  en esta planta creando Éclat du Jour Crema Hidratante de Día que garantiza una piel con hidratación equilibrada a lo largo del día y contribuye a reducir las pequeñas imperfecciones de la cara dando un aspecto natural. Conseguirás una piel flexible y suave, sin brillos. ¡Toda una experiencia multicultural que te hará sentirte como nueva!

Para descubrir más información sobre los ingredientes naturales y su procedencia entra en Clarins Beauty Trip